El transporte también es un lugar

El transporte también es un lugar

Leer este artículo te llevará aproximadamente 3 minutos

  • Qué tipo de lugar es un colectivo
  • Cómo hackear el transporte público
  • Tucumán, Panamá y Coronel Pringles, casos testigos

Por Lucas Alonso

Una de las formas más tradicionales del transporte público es el colectivo. El cual, de acuerdo a su  evolución histórica, se adaptó prontamente al creciente desarrollo de las grandes metrópolis. Estos vehículos que forman parte del hacer cotidiano de millones de personas a lo largo del mundo entran en la categoría de “no lugar”, acuñada por el antropólogo francés Mark Augé: un espacio intercambiable en donde el ser humano aparece anónimo; aquellos sitios que por su constante transitoriedad no son registrados por los usuarios como lugares de pertenencia. 

Pero el hackeo, algo de lo que hablamos hace unas semanas, también aparece en el transporte. Repasemos hackear: usar los conocimientos de ciudadanos y especialistas para darle una nueva función a lugares preestablecidos. El arte y la cultura son formas de hackear y así como se puede aplicar a edificios, calles, plazas y parques, el hackeo puede ocurrir en los colectivos y sus paradas, y esos no-lugares pueden volverse espacios de interacción y apropiación social. A continuación, un repaso por distintas intervenciones artísticas en el transporte público. 

Las “BilioBus” tucumanas

Desde 2016 se vienen implementando bibliotecas populares en las líneas de colectivos 19 (servicio urbano) y 130 (servicio interurbano que conecta la capital con Tafí Viejo)  de la ciudad de San Miguel de Tucumán. Las mismas, fruto de un convenio entre Gobernación, la empresa prestadora del servicio y con el aporte ciudadano, cuentan con diversa variedad de libros que se pueden leer durante el viaje o, incluso, llevarlos al domicilio y luego devolverlos en el siguiente trayecto. La idea es que, en el tiempo de viaje, la instalación con los volúmenes promuevan la lectura entre los pasajeros. A su vez, las bibliotecas cuentan con anaqueles disponibles para que todo aquél que desee donar un libro, y así diversificar las propuestas de lectura, pueda hacerlo.

Ph. La Nación

Además de las BiblioBus, en la línea 19 se llegó a un acuerdo con el Ministerio de Educación provincial para que, dentro de los colectivos, durante los viajes, todos aquellos alumnos que participen de talleres artísticos en las escuelas puedan expresar su arte en diferentes manifestaciones como poesía, ballet, mini conciertos, entre otros. La idea es amenizar el viaje y lograr que los alumnos se acostumbren a las exposiciones públicas. 

Las paradas artísticas de Panamá Pacífico 

Panamá Pacífico es un complejo público-privado ubicado en la Provincia de Panamá Oeste, en el país del mismo nombre. Por el lugar pasan una nutrida cantidad de líneas de colectivos urbanos y los ciudadanos solían esperarlos en unas paradas completamente pintadas de blanco liso. En este contexto, el artista Miky Fabrega vio la oportunidad para intervenir dichos espacios y citó a reconocidos exponentes del arte urbano para pintar todas las paradas del complejo. El proyecto incluyó una instancia de consulta ciudadana para analizar con qué tipo de manifestación artística estaban más de acuerdo los habitantes y también para escuchar sus propuestas. Según Ana Elena Garúz, una de las pintoras: «Los artistas juegan un papel importantísimo en una comunidad. Sin el arte no nos cuestionaríamos las cosas que nos rodean». 

Arte, niños, paradas y mascotas en Coronel Pringles

Al sur de la provincia de Buenos Aires se encuentra el municipio de Coronel Pringles, una ciudad de 20 mil personas. En ella, con el fin de promover el cuidado y la responsabilidad a la hora de tener una mascota, se empezó a pensar en estrategias de intervención. Por eso, tras la propuesta de un vecino, se decidió pintar murales en todas las paradas de la ciudad. Para la realización de los dibujos, además de un equipo de profesionales, se invitó a niños de instituciones educativas vecinas para colaborar en el proceso. Y, a su vez, implicarlos a través de la educación sobre la importancia  de “ver a los animales como uno más de la familia”, según sus organizadores. 

Ph. El Orden

LA

Es tiempo de compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up