fbpx

«El impacto de la pandemia vino a demostrar qué sucede cuando el efecto humano se retira»

«El impacto de la pandemia vino a demostrar qué sucede cuando el efecto humano se retira»

Leer este artículo te llevará aproximadamente 4 minutos

Por Sebastián Garavelli

En el último congreso de la Organización Mundial de Turismo, el mes pasado, fue premiado Caspalá (Jujuy) por sus recursos naturales y culturales, así como por sus acciones innovadoras y transformadoras y su compromiso con el desarrollo del turismo sostenible. Desde la organización buscan fomentar la sostenibilidad de la industria. La segunda mitad del siglo XX tuvo como hecho distinguido de la época la masificación del turismo lo que se tradujo en un vertiginoso crecimiento la industria que en la otra cara de la moneda traía explotación desmedida de recursos y gentrificación. 

¿Cuál es el aporte del turismo a la sostenibilidad de los recursos? ¿Cuáles son los conflictos a los que se expone la gestión sustentable de los recursos? ¿Qué rol tiene la movilidad en esta transformación? Hernán Roitman, Ingeniero Industrial especializado en temas de sustentabilidad y que actualmente ocupa el cargo de Director Nacional de Calidad de Innovación Turística de la Nación, nos ayuda a responder algunos de estos interrogantes. “El turismo es tanto una variable económica como un factor social. Es importante para la generación de trabajo local, la cual atrae divisas y permite el desarrollo del país. Pero esto se debe dar en un marco que permita la sostenibilidad en el tiempo”.

¿Qué significa la sostenibilidad?

Que esos recursos no se consuman, sino garantiza que puedan seguir desarrollándose y creciendo sin comprometer su futuro. Es decir, que para las futuras generaciones la actividad no sea un riesgo. Después, como parte ambiental, entendemos que el turismo que queremos impulsar tiene que tender a la reducción de impactos. 

¿Qué diferencia habría entre desarrollar la sostenibilidad del país y desarrollar el turismo sostenible? 

No hay diferencias. Simplemente es el universo en el cual trabajamos nosotros y tratamos de trabajar lo más integralmente posible, sabiendo que tenemos recortes e intersecciones con otros sectores. Trabajamos para la eficiencia energética, el uso de energía renovable, el ahorro del agua, la reducción de residuos.

¿Son los destinos naturales los que llevan una ventaja como posibles destinos sostenibles?

No. Se asocia mucho turismo sostenible con turismo de naturaleza. Pero el turismo enmarcado en la naturaleza, puede ser completamente insostenible. Es decir, puede generar una gran cantidad de impactos, puede generar una gran cantidad de residuos de desechos cloacales, utilizar vehículos que consuman, que generen gases de efecto invernadero, que generen impactos sonoros, que no respeten el entorno ambiental y cultural. 

¿Qué programas llevan adelante en este sentido?

Desarrollamos un programa específico: los municipios turísticos sostenibles. Los municipios deben implementar políticas que generen el triple impacto: ambiental, económico y social.

¿Qué respuestas encuentran desde los distintos sectores de la industria cuando intentan promover estas políticas?

Hay cada vez más compromiso. Prepandemia había una tendencia mundial en la cual se venía generando un ascenso y un posicionamiento del turismo sostenible. Hubo ciertos elementos de impacto al principio de la pandemia, como los delfines que aparecieron en Venecia, que vinieron a demostrar qué sucede cuando el efecto humano se retira. Y por otro lado, también sucede que la gente sigue evitando las aglomeraciones, eso creció exponencialmente. Los turistas ya ponen la sostenibilidad entre sus variables a la hora de decidir.

La movilidad parece ser un debe en esta transformación. Es difícil llegar al país si no es en avión, y moverse dentro del mismo significa aéreos con escalas o largos tramos en auto o buses, todo con combustibles fósiles. 

En ese sentido trabajamos por la generación de una movilidad eléctrica. Estamos 100% con el Ministerio de Desarrollo Productivo con el cambio de matriz energética para reducir la emisión y otras contaminaciones como la sonora. También trabajamos con Aerolíneas para abrir nuevas rutas y que no todos los vuelos deban pasar por Buenos Aires. Para esto, también el tren es fundamental. Este gobierno tiene una clara decisión, lo que pasa es que también son niveles de inversión altos para las complejas condiciones macroeconómicas que tenemos hoy.. 

Hace poco el poblado de Caspalá (Jujuy) fue premiado por el mantenimiento de su patrimonio cultural ¿Qué significa esto?

Esto es consecuencia de los programas de orientación patrimonial de los pueblos, que busca fortalecer los municipios para que hagan una planificación y un posicionamiento respecto de sus potencialidades turísticas. Tenemos un montón de lugares con un patrimonio natural y cultural fuerte pero que no tienen los recursos para desarrollar planes de posicionamiento nacional e internacional.

El aluvión de gente que viaja hacia la costa argentina en el verano es un clásico, que seguramente -por restricciones o economía- se multiplique ¿Se implementa algún tipo de política para controlar el impacto ambiental que esto genera?

En una ciudad como Mar del Plata, que tiene una infraestructura turística súper vasta, es más difícil ver el trabajo. Pero se trabaja en términos de la definición de los aforos, los niveles de impacto que pueden generar en áreas patrimoniales naturales. Como sucede con los parques. Buscamos ahí que no se genere un impacto ambiental tanto para la flora y como para la fauna. Y también para que la infraestructura resista y no pase nada. Pero si se trabaja para que estén preparados y puedan planificar para recepcionar toda esa actividad turística. Tiene que haber una planificación en esos términos, cómo se le va a dar un servicio acorde a lo que esperaban, cómo después se van a gestionar los residuos, que la planta de tratamiento de residuos estén preparadas.

SG

.

Es tiempo de compartir!
Scroll Up