Día del peatón: ¿Sabés quién fue Bridget Driscoll?

¿Sabés quién es Bridget Driscoll?

Leer este artículo te llevará aproximadamente 3 minutos

Por Sebastián Garavelli

A partir de una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud, desde hace un tiempo se decretó el 17 de agosto como Día Mundial del Peatón. El objetivo es concientizar sobre la importancia del caminar para la salud de todos, pero sobre todo para visualizar la cantidad de peatones que mueren año a año. La fecha seleccionada lo indica: ese día, pero de 1896, se produjo el primer accidente de tránsito con desenlace fatal del que se tenga registro. Bridget Driscoll, la víctima, cruzaba una calle de Londres cuando fue atropellada por uno de esos nuevos dispositivos de transportes nuevos: el auto. Él y los conductores, que recién empezaban a ocupar un espacio en la vía pública, abrían ese día un conteo infinito que hasta el día de hoy se padece y el cual no se sabe cuándo terminará.

Durante el siglo XIX el peatón era el sujeto dominante en el espacio público. Las calles eran espacios pensados con la persona como unidad de medida. La ciudad sucedía en ellas, el pulso urbano lo ponían las actividades comerciales y políticas. Existían otras movilidades, como el carruaje, que debían abrirse paso entre la muchedumbre. A fines del siglo XIX el auto, paulatinamente, fue apareciendo como un actor más hasta, ya a principios de 1900, desbancar al peatón y transformarse en eje de toda política de desarrollo urbano. El caso más emblemático que ilustra esto es el de Robert Moses, quien armó New York al calor de la industria automotriz.

El objetivo era lograr espacio para más autos y para más rapidez. Con ellas se fragmentó a las ciudades, hasta romper el movimiento natural de los peatones. El arquitecto danés Jan Ghel, con la sencillez que lo caracteriza, explica en The Human Scale (un documental sobre su trabajo como urbanista en distintas ciudades del mundo) la dificultad con la que se planearon ciudades: “A veces pienso que al día de hoy sabemos mucho más sobre cómo debe ser un buen hábitat para los gorilas de montaña o los tigres siberiano, que para un ser humano”.

Este día convoca a la humanidad en su totalidad a mejorar su forma de circular y a pensarnos a nosotros como prioridad para el diseño y el desarrollo de nuestro hábitat. Ponderar al peatón no solo es salvarle la vida a otros humanos, también es mejorarla.

SG

Nota al pie: *La foto de portada de esta noticia fue tomada del diario El Comercio de Perú, aunque la misma se encuentra replicada en diferentes sitios de noticias.

Es tiempo de compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up