22 de septiembre: Día Mundial sin Automóvil

 


22 de septiembre: Día Mundial sin autos

Leer este artículo te llevará aproximadamente 3 minutos

  • La historia de la conmemoración
  • ¿Cómo se conmemora?

Por Lucas Alonso

El 22 de septiembre se celebra el Día Mundial sin Automóviles. El mismo se encuentra dentro de la llamada Semana de la Movilidad Sustentable, que abarca desde el jueves 16 al miércoles 22. En este período de tiempo se busca abrir un espacio de reflexión en torno a las formas de movilidad imperantes en pos de concientizar sobre el cambio climático y promover medios de transporte amigables con el medio ambiente. 

En lo referido específicamente al Día Mundial sin Automóvil, su origen histórico se sitúa en 1973. Ese año se desencadenó la crisis del petróleo cuando por cuestiones geopolíticas los países árabes -principales proveedores mundiales del llamado oro negro- decidieron cortar el suministro a todas aquellas naciones que hayan apoyado a Israel durante la guerra de Yom Kipur. A causa de esta restricción en la venta, muchos países -dependientes de manera casi íntegra del petróleo- tuvieron que racionalizarlo. Esto tuvo impacto en la movilidad. Los autos, en su apogeo de prestigio social, debían dejar de andar.

Este hito, que sucedía junto a un desproporcionado incremento de la plaza automotriz en las ciudades, fue el punto de partida para repensar las formas de movilidad urbana, tanto individual como colectivas. 

La oficialidad de la fecha llegó en 1994 y tiene por objetivo que los ciudadanos se bajen de sus autos y conozcan alternativas más rápidas y beneficiosas en términos generales. 

La experiencia en el mundo

Muchas ciudades del mundo (Reykjavíc en Islandia, La Rochelle en Francia y Bath en Reino Unido, por nombrar solo a las pionera- cortaban el tránsito automotor de sus calles para realizar ferias, actividades culturales, charlas de concientización sobre la importancia del cuidado del espacio público. En Cartagena de Indias, Colombia, este año peatonalizará todo su centro histórico con el objetivo de que habitantes y turistas puedan disfrutar de las riquezas culturales sin ser interrumpidos por el ruido y la contaminación automotriz. Se entiende que una ciudad con menos autos es posible, sana y preferible. 

Medellín y Bogotá (la ciudad de la ciclovía más grande del mundo) también son lugares de referencia. Mediante decretos gubernamentales, restringen la circulación durante la jornada.

Si bien la efeméride no es nueva, su relevancia va cobrando mayor valor con el correr de los años. Esto se debe a la atención que la ciudadanía le presta a los temas vinculados a la sustentabilidad y al urbanismo enfocado en lo humano. 

Nadie está en desacuerdo con tener ciudades libres de gases contaminantes, ruidos molestos y autos que ponen en riesgo la vida. Y estas fechas existen para que lo empecemos a intentar.

LA

Es tiempo de compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up